Blog y noticias

News

Residencia fiscal en Rusia, todo lo que necesita saber

calendar 29/06/2020 8:00:00
author Admin System
Elegir una residencia fiscal adecuada para usted y su empresa es una de las decisiones de negocios más importantes que tomará.

La diferencia entre elegir bien o mal puede terminar duplicando el monto de los impuestos que pague, lo que le impedirá nuevas inversiones y una mayor libertad para manejar su patrimonio.

Generalmente, las mejores opciones de residencia fiscal son jurisdicciones offshore pequeñas, lejos de sus operaciones principales.

Pero tienen tres problemas. En primer lugar, se consideran paraísos fiscales, la mayoría no tienen muchos tratados de doble imposición, y muchos países de la OCDE le pondrán la lupa cuando vean que usted es un residente fiscal en una de estas jurisdicciones.

Eso no es un problema para muchos empresarios (ni para nosotros), pero otros pueden necesitar una opción más segura.

Y, créalo o no, Rusia es una de esas opciones.

Reubicar su residencia fiscal en Rusia le proporciona:

      13 % de impuesto sobre la renta y el 20 % de impuesto de sociedades.

      Una extensa red de tratados de doble imposición de 80 acuerdos.

   Acceso a decenas de mercados y regiones diferentes (Europa oriental, Asia Central, el Cáucaso, los Balcanes, el Oriente Medio, el Lejano Oriente, el Pacífico Norte, etc.).

      Un fantástico, sólido y estable sistema bancario (si quiere saber más sobre nuestros servicios bancarios en Rusia, lea nuestro artículo.

      El 27º país más fácil de hacer negocios en el planeta con un rápido proceso de incorporación de una empresa.

El gigante eslavo disfruta de un fantástico sistema fiscal con una tasa de impuesto sobre la renta del 13% y una tasa de impuesto de sociedades del 20%. La carga impositiva global es de alrededor del 24%, que es significativamente más baja que el promedio de la OCDE, que está cerca del 40%. Rusia es una de las mejores opciones en Eurasia para fijar su residencia fiscal.

Y todo esto sin contar su fantástico sistema bancario y su cercanía geográfica a muchos mercados diferentes (Europa del Este, Asia Central, Oriente Medio, China y el Lejano Oriente) gracias a que Rusia es el país más grande del planeta y uno de los principales impulsores de la economía mundial.

A veces se puede estar interesado en hacer negocios en un determinado país o región, pero trasladar la residencia fiscal a ese lugar puede no ser demasiado beneficioso. Eso es bastante común cuando se hacen negocios en América Latina o Europa.

Pero ese no es el caso de Rusia. Si usted tiene intereses comerciales significativos en Rusia o es un trabajador calificado de alto nivel al que se le pide que se traslade allí, puede estar tranquilo. Es un excelente destino de residencia fiscal.

 

Residencia fiscal en Rusia

El criterio para la residencia fiscal en Rusia es simple.

Para los individuos, es la presencia física en Rusia por lo menos 183 días durante un año calendario. Algunos tratados de doble imposición pueden modificar los criterios de residencia fiscal, considerando generalmente los siguientes elementos para determinarla:

    Domicilio permanente

    Relaciones personales, económicas y cualquier otra relación relevante

      Nacionalidad

Para las corporaciones, es un poco más complejo. Generalmente, la presencia de una sucursal o un establecimiento permanente es suficiente para satisfacer los criterios. Por ejemplo, si la empresa solo abrió una cuenta bancaria, entonces no hay residencia. "Establecimiento permanente" no es un término unívoco, lo que significa que es necesario examinar la presencia de ingresos de fuentes procedentes de Rusia, así como los acuerdos de doble imposición. Rusia será reconocida como el lugar de gestión efectiva si se cumple una de las siguientes condiciones:

      El órgano ejecutivo de la empresa extranjera realiza la mayor parte de sus actividades de gestión en Rusia.

      Los directores ejecutivos llevan a cabo la gestión ejecutiva de la empresa en Rusia.

Si uno de estos criterios se cumple en Rusia y en también en otra jurisdicción, la compañía debe probar que ejecuta uno de estos en Rusia:

      La contabilidad principal e informes de gestión.

      Gestión de RRHH principal.

Las personas no residentes solo pagan impuestos por sus ingresos de origen ruso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, para los individuos no residentes, la renta se grava al 30%, en lugar del 13% regular para los residentes. Explicaremos eso más adelante.

Los residentes están sujetos a impuestos sobre sus ingresos globales. Sin embargo, pueden beneficiarse de la extensa red de tratados de doble imposición, que incluye tratados con la mayoría de los países europeos, EE.UU., Canadá, Japón, China, India, Corea del Sur, e incluso algunos países de América Latina como Argentina, Chile y México.

Las empresas no residentes sólo pagan impuestos sobre sus ingresos de origen ruso, lo que significa que las empresas que realizan la mayoría de sus negocios internacionales desde Rusia, y pocos en la propia Rusia, están prácticamente libres de impuestos en Rusia.

 

El sistema fiscal ruso

El sistema tributario ruso es relativamente sencillo, ya que tiene un número menor de pagos y plazos de tramitación que el promedio de los países de la OCDE. Además, no hay muchos impuestos individuales diferentes, ya que prácticamente todos los ingresos se gravan con la misma tasa del 13 %.

Los impuestos individuales

La renta imponible en Rusia es toda la renta de cualquier fuente para los residentes y sólo la renta de origen ruso para los no residentes.

Como dijimos, todos los ingresos se añaden a la tasa de impuesto sobre la renta, lo que significa que Rusia no aplica ganancias de capital distintivas, dividendos, intereses, o ingresos de alquiler, impuestos a diferentes tasas. Todo se grava con un 13 % y debe ser incluido en la declaración de impuestos federales.

Para los residentes, los siguientes ingresos se gravan de forma diferente a la tasa normal del 13%:

      Los ingresos por intereses que superen en más de cinco puntos la tasa de interés del Banco Central para depósitos en rublos o el 9 % sobre los intereses anuales para los depósitos en moneda extranjera (35 %).

      Ingresos por premios y galardones ganados en concursos, juegos y asuntos similares (35%).

Esto significa que el traslado de su residencia fiscal personal a Rusia puede traer beneficios significativos. Por ejemplo, ganar 200 mil dólares en ingresos de empleo en Rusia significaría 26 mil dólares en impuestos, antes incluso de considerar las exenciones, que son variadas y pueden reducir el total de ingresos imponibles de manera significativa. Esos mismos ingresos significarían 64 mil dólares en impuesto sobre la renta en México, que ni siquiera se encuentra entre los países con más impuestos de Latinoamérica. Y eso es incluso antes de considerar otros impuestos que en Rusia también se gravan al 13%: ganancias de capital (18%-28%), ingresos por dividendos (32%-38%), entre otros.

Tener estatus de no residente en Rusia no es demasiado beneficioso, ya que se debe pagar una tasa de impuesto sobre la renta del 30% por cualquier ingreso de origen ruso. Los siguientes ingresos se gravan de forma diferente:

Dividendos de empresas rusas (15 %).

Ingresos de profesionales extranjeros altamente calificados con un salario mensual de más de 167 mil rublos, o refugiados (13 %).

¿Qué ingresos están exentos de impuestos?

  Reembolsos de gastos relacionados con el cambio de domicilio y viajes de negocios relacionados con el trabajo.

      Compensación por lesiones y enfermedades contraídas en el trabajo.

      Indemnizaciones por despido.

      Los ingresos de pensiones del Estado ruso.

¿Qué deducciones se encuentran disponibles?

      Aportaciones de pensión a los planes de licencia hasta 120.000 rublos por año.

      Contribuciones benéficas hasta el 25 % de los ingresos imponibles.

      Gastos de educación del contribuyente (hasta 120.000 rublos) y de sus hijos hasta 50.000 rublos por hijo.

      Gastos de compra o construcción de una residencia (dos millones de rublos) y pago de los intereses del préstamo (tres millones de rublos). Esto sólo puede hacerse una vez en la vida.

      Gastos médicos para el contribuyente y los familiares directos.

      1.400 rublos por mes para los dos primeros hijos y 3.000 rublos por mes a partir del tercer hijo.

      Desgravación fiscal en el extranjero hasta la cantidad pagadera en Rusia.

      Los ingresos por la venta de una propiedad que ha estado en propiedad durante al menos cinco años.

      Exenciones particulares en virtud de tratados de doble imposición (por ejemplo, los ciudadanos israelíes tienen una exención sobre la venta de valores).

Impuestos de sociedades

Todos los ingresos de una empresa son imponibles. No hay impuestos específicos sobre ganancias de capital, intereses, regalías, etc., sino una sola tasa de impuesto corporativo, lo que significa que casi todos los ingresos son gravados con la misma tasa. El impuesto de sociedades aplicable es del 6-7 % para el sistema fiscal simplificado (para ciertas PYMES con ingresos inferiores a 150 millones de rublos, lo que supone unos 2,5 millones de dólares) y del 20 % para la mayoría de las empresas del sistema fiscal general. Los ingresos por el pago de impuestos se distribuyen de la siguiente manera: 3 % para el gobierno federal y 17 % para el gobierno regional, que puede reducir los tipos impositivos para categorías específicas de empresas.

Probablemente se pregunte cuál es el caso con las diferentes estructuras corporativas como las oficinas de representación, los comerciantes individuales y las compañías de responsabilidad limitada (LLC). Vamos a explicar algo de eso:

Oficina de representación: Estas estructuras no hacen negocios en Rusia. Sólo llevan a cabo actividades de representación, marketing y actividades similares, lo que significa que sólo llevan a cabo operaciones de gastos, y no obtienen ningún beneficio. Por lo tanto, no pagan ningún impuesto en Rusia.

Comerciantes exclusivos: Los extranjeros pueden ser comerciantes individuales/empresarios individuales en Rusia y están sujetos al régimen especial de impuesto sobre la renta, lo que significa que pagan el 6% o el 7% de impuestos (según el caso). Para obtener el estatus de empresario individual, se requiere un permiso de residencia y registro.

Si quiere saber más sobre Rusia como centro financiero, consulte nuestroCountry Focus.

LLC: Los extranjeros que son propietarios de una compañía rusa de responsabilidad limitada pagan un impuesto sobre la renta del 15% de los dividendos de la compañía, pero la tasa puede ser reducida si hay tratados de doble imposición. Por ejemplo, muchos países, como Chipre y Austria, tienen una tasa del 5%. Estas disposiciones también se aplican a los extranjeros que son UBO de un fondo de inversión.

Hay dos impuestos importantes aparte del impuesto de sociedades. Primero, la tasa del impuesto sobre la propiedad, que es un máximo del 2,2%, pero las regiones pueden reducirlo. En segundo lugar, los ingresos por dividendos obtenidos de las empresas rusas se gravan con un 13%, en lugar del 20% regular para los ingresos de las empresas.

Las ganancias de capital tienen una exención maravillosa, ya que la venta y el rescate de acciones en las entidades rusas pueden llevar a una exención fiscal completa en determinadas circunstancias.

También hay exenciones fiscales para los impuestos extranjeros hasta el tope de obligación fiscal rusa de la empresa.

También hay algunos fantásticos incentivos fiscales para las empresas en Rusia. Muchas regiones diferentes ofrecen incentivos para los grandes inversores en las industrias prioritarias. La mayoría de ellos son en forma de zonas económicas especiales, o zonas de desarrollo avanzado, que tienen los siguientes beneficios:

      0 % de impuesto de sociedades sobre la parte federal del impuesto durante cinco años.

      Reducción de la porción regional del impuesto de sociedades.

      Reducción de las cotizaciones sociales (7,5% en lugar de 30%) durante diez años.

¿Quiénes somos y qué podemos hacer por usted?

En Mundo, tenemos 25 años ofreciendo asesoramiento financiero, de inmigración y corporativo de primer nivel en todo el mundo.

Tenemos un equipo de expertos sin igual en Rusia que puede ayudarle a trasladar su residencia fiscal a este gigante económico y ofrecer asesoramiento fiscal si tiene intereses económicos en Rusia.

Rusia es un excelente destino para la reubicación de la residencia fiscal. Ofrece un estilo de vida maravilloso con una cultura milenaria, uno de los mayores mercados del mundo con acceso a numerosas regiones, una extensa red de tratados fiscales y una tasa de impuesto sobre la renta personal que es más de tres veces menor que en varios países occidentales.

Establecer la residencia fiscal de su empresa en Rusia también puede ayudarle a reducir sus impuestos gracias a las variadas zonas especiales del país y al sistema fiscal simplificado.

En cualquier caso, la Madre Rusia puede aportar importantes beneficios de reubicación fiscal, mientras que usted puede mantener su comodidad occidental y trabajar desde uno de los principales centros de negocios del planeta.

Si desea más información sobre el sistema fiscal ruso y la residencia fiscal, todo lo que necesita hacer es contactarnos ahora mismo.

Solicite su consulta ahora

 

Todos los países
arrow
Todas las etiquetas
arrow