Sobre Liechtenstein


A primera vista, Liechtenstein puede parecer una cápsula del tiempo a la Edad Media, con sus castillos medievales, sus extraordinarios paisajes y un gobierno compuesto por una de las pocas familias reales que quedan en Europa.

Este minúsculo principado está situado en un valle paradisíaco de los Alpes. Ofrece un gran alejamiento de la vida en las grandes ciudades y es un paraíso de la libertad financiera, todo ello a sólo 15 minutos de Suiza y Austria.

Con un tamaño similar al de Manhattan, Liechtenstein es uno de los países más pequeños del mundo, con unos 160 km2 y 38.000 habitantes. A pesar de su reducido tamaño y población, Liechtenstein se ha convertido en uno de los países más ricos de Europa y en una de sus últimas fronteras de libertad financiera. El secreto es una economía de libre mercado con grandes incentivos para que los extranjeros inviertan en industrias y utilicen su sistema financiero; por eso, un país de sólo 38.000 habitantes tiene más de 40.000 empresas registradas en su territorio.

Inversores de todo el mundo se ven seducidos por una de las tasas de impuestos más bajas de Europa y un Gobierno que fomenta la búsqueda de la libertad financiera.


Country rating de Liechtenstein


El country rating de Mundo es un índice de libertad en el que nuestro equipo de especialistas califica una combinación de libertades, que incluyen la libertad frente a la violencia y los ataques personales, la libertad financiera frente a los altos impuestos, la libertad empresarial frente a la interferencia del gobierno, y especialmente frente al socialismo y el comunismo.


Estabilidad política: 10

Liechtenstein es una monarquía constitucional. En el mundo actual, eso significa generalmente un gobierno dirigido por un primer ministro y un rey o reina como figura decorativa. No es el caso de Liechtenstein, donde el príncipe ejerce el poder ejecutivo. La familia real de Liechtenstein entiende la importancia de fomentar las libertades financieras y personales de sus ciudadanos y eso se traduce en un país que está a años luz de la decadencia moral, política y económica de Europa y, sobre todo, muy lejos del socialismo. Puede estar seguro de que Liechtenstein se mantendrá estable en los próximos años, tanto económica como políticamente. Sin socialismo, sin impuestos elevados y sin corrupción ni agitación política. Este es un lugar en el que usted podrá invertir con tranquilidad.


Banca en Liechtenstein


Liechtenstein es un país hermoso y tranquilo, pero la razón por la que debería considerar invertir allí es que en los últimos años se ha convertido en uno de los principales centros financieros del mundo.

La razón es sencilla: estabilidad económica y política, excelentes incentivos para que los extranjeros utilicen su sistema financiero y una seguridad jurídica que permite a los bancos crecer y prosperar.

Los servicios financieros representan el 25% del PIB de Liechtenstein, por lo que puede estar seguro de que el gobierno no causará problemas a una fuente de dinero tan vital. De hecho, la fomentan.

¿En qué productos se especializan los bancos de Liechtenstein? Sobre todo en gestión de patrimonios y banca privada. Son tan buenos en esto que la mayoría de las familias ricas de Europa acuden allí para salvaguardar sus fortunas. Ni Suiza, ni las Islas Caimán: Liechtenstein.

Liechtenstein es la piedra angular de la mayoría de las grandes family office europeas. Sin duda, no es barato ni fácil llegar allí, pero merece la pena el esfuerzo. Si desea ampliar su estrategia de protección de activos, este es el lugar adecuado. No busque más.

El sector bancario de Liechtenstein es tan fuerte que en lo más profundo de la crisis mundial de 2008, fueron los únicos bancos de Europa que no necesitaron ayuda financiera del gobierno para superar la crisis mundial.

Nuestros patrocinadores
Expertos del país
Lichtenstein